¿Alguna vez has tenido una discusión con alguien muy querido? Nos ponemos tristes ¿no? Quizás por el cariño que le tenemos a esa persona o porque la relación sufre una quebradura que es difícil reparar. ¿Alguna vez has dicho “la relación ya no es la misma”?

Todos experimentamos momentos en los que las relaciones se lastiman, se separan y en algunos casos, hasta se pierden. Algunas de esas relaciones son con familiares, amigos, con uno mismo y hasta con Dios.

¿Cómo está tu relación con Dios? ¿Cómo está tu relación contigo mismo? ¿Cómo está tu relación con los demás?

Dios, a través de Jesús, restauró la relación de él con el ser humano, que se había perdido con el pecado de Adán y Eva. Ahora nos toca a nosotros dar los pasos hacia la restauración de esas relaciones.

Por eso es importante apartar un tiempo para uno mismo, donde pueda reflexionar en lo que la Biblia dice respecto a la sanidad interior, el perdón, la voluntad de Dios para uno y lo que él espera de cada uno.

Para querer que las cosas cambien, uno debe dar el primer paso. Es por eso que debes apartar el tiempo y asistir a un retiro espiritual, donde hombre y mujeres por separado, tienen la oportunidad de iniciar el proceso de restauración de la relación con Dios, con ellos mismos y con los demás.

Inscríbete al siguiente retiro de mujeres u hombres en www.fraterticket.com o en Fráter Librería (WhatsApp 5979 5310).

“Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” 2 Corintios 5:17